Su alto valor en antioxidantes protege la piel de los radicales libres y ayuda a la regeneración del colágeno mejorando la elasticidad de la piel.
La granada proporciona una gran cantidad de taninos, aminoácidos, vitaminas A, C y E, además de un alto contenido en ácido púnico aportando al aceite la capacidad de retener las moléculas de agua manteniendo la hidratación y por ello está indicado en tratamientos antiinflamatorios y calmantes.
Debido a la riqueza en flavonoides y vitaminas ayudan a neutralizar los radicales libres causantes del envejecimiento prematura de la piel siendo un ingrediente ideal en cosméticos dedicados a regenerar pieles maduras y castigadas.

Carrito Producto borrado Deshacer
  • No hay productos en el carrito