Por su alto contenido en ácido grasos, entre los que destaca el oleico y el linoleico, el aceite de oliva virgen extra favorece la regeneración celular y forma una película protectora en la piel que la aísla de la agresión de los factores externos actuando como emolientes y suavizantes de la piel.
A esto le añadimos que el aceite de oliva tiene unas magníficas propiedades antioxidantes que activan la cicatrización retrasando el envejecimiento de la piel gracias a su composición en vitamina E y betacarotenos.

Carrito Producto borrado Deshacer
  • No hay productos en el carrito