La mimosa o también conocido por tepezcohuite, es originaria de México y se conoce desde la antigüedad maya como el “árbol de la piel” por sus maravillosas propiedades reparadoras y regeneradoras de la piel. Luce sus flores de un amarillo espléndido y es muy conocido en la península por su olor y belleza.
El extracto de obtiene de la corteza presentando un color rojizo tras su extracción y resulta amargo e inoloro. A este extracto se le atribuyen propiedades como el fortalecimiento del cabello y el rejuvenecimiento de la piel. Contiene flavonoides, terpenos, taninos y ácidos fenólicos por lo que es un maravilloso compuesto antiinflamatorio, cicatrizante, regenerador y reafirmante de la piel.

Carrito Producto borrado Deshacer
  • No hay productos en el carrito