La flor digestiva por excelencia en uso interno, también se usa en cosmética por sus maravillosas propiedades calmantes de las pieles sensibles.
Debido a su contenido en aceite esencial y flavonoides, posee propiedades descongestivas y suavizantes. Al contener azuleno es un poderoso antiinflamatorio y antiséptico.
Estabiliza la piel y ejerce una acción calmante sobre las terminaciones nerviosas por lo que resulta ideal para las pieles delicadas proporcionando además hidratación, purificación y relajación.

Carrito Producto borrado Deshacer
  • No hay productos en el carrito