De esta flor anaranjada se obtienen magníficas propiedades antiinflamatorias, antisépticas, cicatrizante y emolientes que se utilizan desde antiguo tanto en ungüentos como en tratamientos internos.
Por todos sus maravillosos usos se la conoce popularmente como planta “maravilla” y su uso hoy en día se focaliza sobre todo en tratar y prevenir diversos problemas cutáneos como dermatitis, picores, escozor, llagas, úlceras, inflamaciones, heridas, etc.

Carrito Producto borrado Deshacer
  • No hay productos en el carrito